“UN MILLÓN POR VENECO MUERTO”, panfleto xenófobo causa terror en municipio colombiano

@DolarToday / Nov 8, 2019 @ 2:00 pm

“UN MILLÓN POR VENECO MUERTO”, panfleto xenófobo causa terror en municipio colombiano

Migrantes venezolanos manifestaron sentir pánico ante dicha amenaza, a lo que agregaron que “todos los venezolanos no son iguales (…) nosotros vinimos a trabajar, no a robar o matar”

Daniel Morales / TalCual

En el municipio colombiano de Ventaquemada, del departamento de Boyacá, venezolanos sufren una ola de terror, luego de esta semana fueran pegados panfletos, en las entradas de los comercios, instando al asesinato de migrantes provenientes de Venezuela.

“Se paga a millón de pesos por veneco muerto por ratas. Atentamente por la seguridad de Ventaquemada”, expresa el documento publicado por BluRadio.

En este sentido, migrantes venezolanos manifestaron sentir pánico ante dicha amenaza, a lo que agregaron que “todos los venezolanos no son iguales (…) nosotros vinimos a trabajar, no a robar o matar”.

“Hoy amanecemos con esa amenaza, cuando nos fuimos no había nada y cuando regresamos ya estaba”, expresó Vivian una joven venezolana que labora en un establecimiento de comida del municipio colombiano.

Juan Carlos Acosta, otro trabajador extranjero, confesó que la integrantes comunidad de venezolanos están asustados por la amenaza. El joven aseguró que vino a Colombia a trabajar y no a hacer mal.

“La verdad yo estoy muy asustado porque yo vine fue a trabajar, a sacar adelante mi familia y no a hacer mal a algún colombiano”, declaró Acosta.

Carlos Julio Melo, alcalde de Ventaquemada, pidió tolerancia a la comunidad ante la aparición de los panfletos en contra de los ciudadanos venezolanos. Además, pidió que se agilice la investigación para identificar a los autores de los carteles que fueron dejados en varias partes del pueblo.

Colombia es el país que más migrantes venezolanos recibe. En territorio neogranadino, según cifras emitidas por Migración Colombia, cerca de un millón 500 mil ciudadanos provenientes de Venezuela residen en dicho territorio.

En la misma línea, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional de Miragciones (OIM), desde el inicio de la crisis en 2016, alrededor de cinco millones de venezolanos han abandonado el país, buscando mejorar su calidad de vida.

Xenofobia contra venezolanos en Colombia
El pasado mes de mayo, circuló en el municipio de Soacha, Colombia; un panfleto en el cual una organización anónima, manifestaba su descontento ante la migración venezolana.

“Llegó la hora de la limpieza social”, rezaba el mensaje del panfleto.

El grupo anónimo aseguró que desde el 21 de mayo empezó esta “limpieza”, en la que venezolanos, “viciosos” y miembros de la comunidad LGBT serían las víctimas.

El Centro de Investigación y Educación Popular de Colombia, Cinep, realizó esta denuncia ante la preocupación de que se produzcan muertes de venezolanos a causa de este presunto grupo.

Gobierno colombiano
A pesar de las diferentes muestras de xenofobia que se han generado en territorio neogranadino, el gobierno de dicho país ha manifestado en varias oportunidades que el control de dicho fenómeno es el principal reto de la administración de Iván Duque.

El pasado 12 de septiembre, la ministra de Educación del vecino país, Constanza Alarcón, manifestó que existen ciudades de Colombia donde el fenómeno de la xenofobia había aumentado, ante la cantidad de jóvenes venezolanos que estudian en escuela y liceos colombianos.

“El principal reto educativo es la xenofobia, porque existe una resistencia hacia los venezolanos debido a que tenemos población con necesidades básicas insatisfechas, que viven en condiciones de pobreza extrema”, dijo.

Perú a la vanguardia de la xenofobia
Desde legisladores, alcaldes y funcionarios de orden público peruanos han practicado alguna vez actos de xenofobia contra venezolanos.

En una oportunidad el alcalde de Caravelí, cercana a la ciudad peruana de Arequipa, pidió que todos los ciudadanos venezolanos abandonen su ciudad por la tranquilidad de los vecinos, tras el asesinato de una pareja de empresarios de la zona dedicados a la producción de pisco, la bebida nacional de Perú.

“Por favor, váyanse venezolanos de Caraveli, hoy mismo, agarren sus cosas y váyanse”, dijo el alcalde tras el caso del asesinato de los esposos Javier Navarro de la Fuente y Susana Méndez de Navarro, cuyos asesinos serían dos ciudadanos venezolanos.

También el alcalde de Huancayo, Henry López Cantorín, difundió un comunicado en el que aseveró que su municipio debe estar “libre de venezolanos”.

El comunicado, difundido por López Cantorín en redes sociales expresa que “frente a la creciente y descontrolada presencia de ciudadanos extranjeros en nuestra ciudad, la misma que conlleva al crecimiento de la informalidad laboral, el comercio ambulatorio y actos vandálicos, el alcalde provincial reiteró su posición de decretar: ‘Huancayo libre de venezolanos”.

“A mí me eligieron para poner orden en la ciudad, y si por eso me van a decir xenófobo, no me molesto. Y si por eso los venezolanos me van a agredir o insultar como lo hicieron, estoy aquí para poner el pecho por mi ciudad; no voy a permitir que nadie venga a mi tierra a faltar el respeto ni a mí ni a nadie, más aún cuando les abrimos las puertas de nuestra ciudad y les damos facilidades para trabajar”, sentenció el alcalde de esa localidad.

Perú, es es segundo país que más venezolanos recibe, con una cifra que ronda el millón de migrantes venezolanos.

De acuerdo con el ministro de Relaciones Exteriores de Perú, Gustavo Meza-Cuadrada, manifestó el pasado 29 de octubre que la migración venezolana puede volverse “sostenible” a la largo plazo “si son insertados en la vida laboral del país”.

“Si ellos se insertan van a comenzar a pagar sus impuestos y puede llegar en un momento a tener un impacto más positivo porque hay gente calificada y esto puede llegar en el futuro a ser sostenible”, aseguró Meza-Cuadrada.

De Perú realizar dicha integración de migrantes venezolanos logrará un gran avance para el desarrollo de su país, puesto que más del 50% de los migrantes venezolanos que se encuentran en el país incaico, son profesionales.

La xenofobia también ha estado presente en Ecuador
Tras el fallecimiento de Diana Ramírez, a manos de un antisocial del cual se pensaba era de nacionalidad venezolana, más de 82 ciudadanos proveniente de Venezuela salieron afectados “eran vejados, acorralados, a algunos les quemaron las pertenencias, los golpearon, los corretearon como animales asustados”.

El presidente de la Fundación Venezolanos en el Exterior, Eduardo Febres Cordero, denunció que 82 compatriotas han sido víctimas de agresiones xenofóbicas en Ecuador, luego de un caso de femicidio.

“Han sido apedreados, golpeados en distintas ciudades del país. Son 82 personas entre heridos, agredido en circunstancias xenófobas”, expresó al atribuir los hechos al femicidio y a las declaraciones del presidente ecuatoriano, Lenín Moreno.

Febres Cordero consideró que “no se puede estigmatizar ni generalizar a la comunidad venezolana por el acto de un individuo”. Ante el anuncio de Ecuador de exigir a partir de hoy a los venezolanos el certificado apostillado de antecedentes penales, apuntó que es una decisión “totalmente ilegal porque no está contemplada dentro de la Ley Orgánica de Movilidad Humana”.

“Entendemos y respetamos el hecho de que el Estado ecuatoriano deba proteger y salvaguardar su soberanía pero siempre debe hacerlo apegado a las normativas nacionales e internacionales”, añadió.

Según cifras de Acnur, Ecuador ha recibido desde el inicio de la crisis migratoria en 2016, cerca de 700 mil personas provenientes de Venezuela.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*